10 May, 2015

Enviado por | 0 Comentarios

Pelar ajos

ajos pelados

Hola a todos de nuevo!!!

Odiáis pelar ajos??? No os pasado que después de pasar un tiempo pelando ajos os queda un olor horrible en las manos??? Pues con este truco ya lo podéis evitar.

Los ajos, esos inseparables que nos acompañan en todas nuestras recetas, que nos aportan un sabor inconfundible en nuestra gastronomía,  son un maravilloso regalo de la naturaleza.

Aunque podemos decir que es un alimento bastante calórico por sus aproximadamente 150 calorías por cada 100 grs, no se puede considerar una gran fuente de elle as en nuestra alimentación por la cantidad de ajo que se usa en cada preparación, que salvo excepciones, es ínfima.

Pero si algo se puede destacar, son las grandes propiedades que posee. Aporta minerales como el sodio, magnesio, fósforo y potasio. También tiene vitaminas del grupo B. Pero sus verdaderas cualidades nos lo dan  los aceites esenciales sulfurados muy volátiles.

Muchos le consideran un alimento milagro, pero para que así fuera, necesitaríamos ingerir unas cantidades verdaderamente importantes. Aún así, parece que es bueno en el tratamiento de algunas infecciones, y es bactericida y antiséptico. Además, gracias al compuesto de alicina, es vasodilatador, lo que ayuda en enfermedades como las cardíacas, el colesterol o la hipertensión. Sus propiedades antiagregantes evita que se formen trombos y es altamente diurético, por lo que previene la retención de líquidos.

Pero por el contrario, en dosis altas o con el estómago delicado o vacío, puede ser irritante. Tampoco es aconsejable en caso de hemorragias o reglas abundantes.

Pero vayamos con el truco para pelar ajos, una gran cantidad de ajos sin que nuestras manos sufran los olores de sus compuestos azufrados.

Lo primero que vamos a necesitar es un bote de cristal con su tapa, que no sea demasiado pequeño, para poder meter dentro una cabeza de ajos entera.

cabeza de ajos en bote

Una vez dentro, solo tenemos que agitar fuertemente el bote, eso si, al menos durante un par de minutos, así que además haremos “cachas de brazos”.ajos en bote después

Luego solo abriremos el bote y lo volcamos sobre una tabla o paño; las pieles se habrán desprendido y nuestros dientes de ajo están pelados. Ahora a la picadora y listo!!!ajos sacados del bote

Eso si, para que el truco funcione bien, los ajos tienen que estar frescos, cuanto mas frescos, mejor funciona el truco. Si tienen algún tiempo, no se suelen pelar todos.

Pero os estaréis preguntando…para que quiero yo tanto ajo pelado??? Por regla general, no solemos ConsejoDeMayusar mas de 2 o 3. Pues ahí va mi truco. Pelar una o dos cabezas de ajo. Cuando estén listos, introducir en un bote de cristal y rellenar con aceite. En la nevera duran meses, fuera de ella una semana o dos. Así siempre que los necesitéis estarán ya pelados y listos para su uso, pero además, tendremos un aceite de ajo para aliñar platos o ensaladas de escarola por ejemplo.

Os ha gustado??? Es genial verdad? He de reconocer que los brazos se cansan un poco, pero de veras que merece la pena. Animaros y me decís que os ha parecido. Si alguien tiene otro truco también lo agradecemos.

Espero que les ayude.

Algo que decir?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.