28 Mar, 2015

Enviado por | 0 Comentarios

Almejas a la marinera

PhotoGrid_1387154475618

Hola a todos de nuevo!!!

Hoy vamos con unas almejas a la marinera, unos ricos y nutritivos moluscos que viven en las arenas de los mares, por eso hay que tener mucho cuidado con su limpieza, ya que suelen venir llenas de arena. Una sola sola que quede sucia, puede echarnos a perder la receta.

Yo en este caso, he usado almejas chilenas  congeladas del Lidl, que están muy ricas, vienen ya limpias y además salen por unos 4,00€ el kl, precio muy económico que con la crisis y el paro que tenemos, pone un poco de ahorro en la compra que a todos nos viene muy bien. Pero evidentemente podemos hacer la receta con nuestra almeja del cantábrico que tiene mucho mas sabor, pero también un precio mucho mas elevado, por regla general, mas del doble.

Si usáis almeja fresca, yo os recomiendo que la limpiéis muy bien. Para ello podéis usar alguno de los trucos que os dejo a continuación:

*Sumergirlas en agua con gas un par de veces durante una hora.

*Sumergirlas en agua con sal y remover, cambiando el agua un par de veces durante unas horas, no menos de 6.

*Si se vive en la costa, usar el truco anterior, pero con agua de mar. Usar una zona limpia para ello, no la cojáis de la playa.

*Meter las almejas en una red y sumergirlas en una olla de agua salada, utilizando algún elemento que nos permita colgar la malla de la olla, de tal modo, que no toque el fondo del cacharro. Se supone que las almejas sueltan la arena al fondo y no la vuelven a coger.

Yo puedo aseguraros que los he usado todos, y no me han convencido, siempre hay alguna que queda sucia y odio comer arena. No os ha pasado alguna vez??? Es de lo mas desagradable.

Mi truco, es el que emplean los profesionales de la hostelería, hay que limpiar una por una, abriéndolas con ayuda de un cuchillo y pasándolas por el grifo de agua fría. Es mas laborioso, pero no falla.

Y desvelado ahora mi secreto, vamos con la preparación de las almejas a la marinera.

 Ingredientes

1 kl de almeja blanca congelada o almeja fresca
1 cebolla grande
½ vaso de vino blanco
1 cucharita de harina
4 dientes de ajo
Perejil
Aceite
Sal
Caldo de pescado, puede ser de pastilla

Preparación

1. Poner unas tres cucharas de aceite en una olla e incorporar los dientes de ajo en bruinose. Freír a fuego medio un minuto, tiene que coger color, pero quemarse.

2.  Añadir la cebolla cortada de la misma manera y un poco de sal. Cocinar a fuego medio hasta que se ponga blanda y trasparente, unos 5 minutos mas o menos. Poner la cucharita de harina y dar unas vueltas un minuto, hasta que la harina esté bien integrada.

3. Echar el vino, remover y subir el fuego. Cuando comience a hervir, añadir las almejas y tapar, hasta que se abran si son frecas, o si son congeladas, tener un par de minutos.

4. Poner como medio vaso de caldo o más, si se quiere más caldoso. Rectificar de sal y añadir el perejil picado. Dejar cocinar a fuego medio-bajo, unos dos minutos para que espese un poco y apagar.

Se puede servir caliente o tibio ( pero no de la nevera ), de las dos maneras está muy rico. Si os gusta que las almejas tengan mas salsa, se puede aumentar la cantidad de caldo, pero si no aumentamos también la cantidad de harina, corremos el riesgo de que el caldo quede muy ligero.

Seguir la proporción dada para aumentar la cantidad; un vaso de caldo-2 cucharaditas de harina.

Ya habéis visto lo sencillo que es de hacer y con el precio de esta almeja, ya no tenemos que esperar a navidad para darnos el capricho. Hacerlas y ya me contáis que tal.

Espero que les guste.

Algo que decir?